AC DC. Muestra fotográfica

#8M

Este 8M después de la marcha les esperamos en Feliza para la inauguración de esta muestra de fotos que tiene a Effy Beth como protagonista.
De 22 a 23 hablaremos con lxs fotógrafxs que la retrataron sobre la producción del libro que Effy dejó preparado como uno de sus últimos deseos. Nos acompañaran con un ágape musical Camila López, Tuti Deías Spreng y Valentin Piñeyro
Entrada libre y gratuita.

Caligrafía del Deseo

El peso específico del placer de Lulú Jankilevich

Jueves 23 de agosto cierre de El peso específico del placer de Lulú Jankilevich. Las 19 hs. Appetite!  Show y despedida.
El Mirador
(Brasil 301, CABA)
@fundacionelmirador

 

El peso específico del placer de Lulú Jankilevich
El peso específico del placer de Lulú Jankilevich

La obra de Lulú viene desarrollándose a través de varios años como artista , gestora cultural y directora de la revista Colada.
Su obra investiga las morfologías femeninas del deseo, su intensidad, su complejidad, y sus fantasías.
Desde las perspectivas de Cindy Sherman Juno Calypso, Marianna Rothen, Nan Goldin entre otras artistas conceptuales su obra es una tesis sobre el erotismo.
En sus piezas el autorretrato , el cuerpo es un campo expandido de emociones que recorren toda las paradojas de la condición femenina.
En esta muestra la dualidad se instala en los múltiples lenguajes que narran una ficción personal, intima.
El objeto como territorio ornamental y psíquico aparece en su obra, desde un bondage elaborado por sus propias manos narrando las fantasías mas inquietantes de una mujer contemporánea.
En esta primera y poderosa muestra individual, el relato de la casa aparece como la dualidad , la ambivalencia de la coexistencia de los ciclos de la vida de una mujer y su retrato social.
La artista desde un rosa amoroso habla de las densidad de las emociones al transitar la paradojas del deseo, como una mujer es maternal y a la vez sexuada , activa y no domestica.
Los artistas con sus obras redefinen las subjetividades sociales creando un nuevo territorio de legitimidad , la obra de Lulú crea una nueva condición femenina donde el placer abre sus puertas y se reinstala en el hogar.
Esta doble tensión y los múltiples alteregos permiten a la mascara femenina enunciar la verdad del deseo de forma ética y poética.
Nuestra heroína de cabellos rosas frente al espejo abre un nuevo camino al Deseo,
aquel poderoso espacio de fuerza  que cada mujer encarna en su cuerpo.

Fabiana Barreda

 

Cindy Sherman y Richard Prince, referentes del movimiento Generación de la Imagen

por Maxi Bottoli

Hasta el 29 de Octubre en la sala 5 del MALBA se puede visitar la exposición Cindy Sherman Richard Prince. Colección Astrup Fearnley, que muestra de 34 fotos de gran formato del Museo Astrup Fearnley de Oslo. Ambos artistas referentes del movimiento Pictures Generation, junto con Sherrie Levine y Louise Lawler, entre otros. Estos artistas utilizan como método la “apropiación” por uso o cita de objetos, imágenes, estéticas, ideas, clichés para hablar de identidad y resignificación de la imagen.

«Como todo lo que hago, no estaba tratando de copiar ninguna foto de Madame de Pompadour, sino de parecerme a alguien como Madame de Pompadour».

Cindy Sherman

Compartimos la entrevista completa a Cindy Sherman sobre su serie History Portraits/Old Masters (1988-1990)

Lucrecia Plat y Carlos Ginzburg en la Fotogalería Banco Ciudad

por Sebas Gallo

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ayer estuvimos con Lulú y Martín en la Fotogalería Banco Ciudad del Teatro San Martín en Máxima Reserva, la muestra de Lucrecia Plat y Carlos Ginzburg, curada por Rosana Schoijett, Bruno Dubner y Ariel Authier. Tuvimos el placer de visitarla junto a Lucrecia quien contó sus anécdotas y procesos creativos. ¡Imperdible!

Les copiamos el texto curatorial:

MÁXIMA RESERVA

Las primeras vanguardias utilizaron la violencia y el impacto para combatir a las imágenes más tradicionales y a los espectadores más entumecidos.
Este accionar pronto fue absorbido por el pensamiento empresarial para transformarse en su razón de ser. La promesa de cambio constante, la rebeldía como un fin en si mismo, la reformulación permanente de la imagen, lo nuevo versus lo viejo, y tantas otras estrategias que formarían parte de su ideal, nacieron del shock vanguardista.
El pensamiento empresarial, a través de la publicidad, hurta la violencia de las vanguardias y junto a ella su aura destructora.
Ante este escenario un arte ultrajado combate a machetazos reclamando por la violencia propia. Despotrica contra el presente y anhela el pasado sin percatarse de que ya no hay vuelta atrás, porque con cada golpe que da fortalece a su bestia negra: La lucha contra la publicidad es aquello que la publicidad promociona.
Pero precisamente porque no propone lucha alguna, es el Pop quien re transforma mediante la mímesis de método a toda esta energía en arte.
¿Qué mejor que la glorificación del consumo utilizando hasta el paroxismo una orgía de técnicas publicitarias preexistentes para señalar la pesadilla?
Lejos de ser siempre el mismo derroche agotador de festividad y alegría, la imagen pop es una imagen de la pérdida y la contaminación. Se sustenta en el dolor de reconocer que en una instancia histórica las imágenes fueron sustraídas por la publicidad y que ahora gracias al pop retornan. Pero jamás puras, nunca indemnes, sino que, heridas, regresan sufriendo estrés post traumático.
Mientras atraganta con sus imágenes el Pop dice que el mundo es hermoso y que debe ser aceptado tal cual es. De allí proviene su sesgo revulsivo, siniestro y continuamente irritante (artistas Pop han sido blanco de disparos).
El Pop le devuelve al arte la violencia que el pensamiento empresarial le robó.
Lo atestiguan las instantáneas de Lucrecia Plat, quien utiliza los códigos más crudos de la fotografía social para exhibir boites, desfiles y cocktails entre otros espacios del placer porteño, casi todos repletos de sonrisas feroces como en una pintura de Jorge De La Vega.
También la foto de viaje en Carlos Ginzburg, donde es el artista mismo quien mira a cámara desde variados escenarios exóticos. Esta personificación de la alienación, desmontaje de la figura creadora inocente y ajena, constituye una parodia urticante del turismo de masas y su racismo solapado.
Tanto Plat como Ginzburg desnaturalizan los usos más convencionales de la fotografía profesional y amateur al tiempo que se valen de sus códigos más característicos para usarlos a favor de las obras.
Como en un campo de batalla donde los cadáveres se apilan unos sobre otros, las fotografías de Plat y Ginzburg cargan con tres instancias de la violencia: la original de las vanguardias, la acometida por la publicidad y la restitución a cargo del Pop.

Bruno Dubner